Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cine’

Hoy hago un paréntesis a Marcel, como toda buena serie hay que ofrecerla dosificada para crear expectativa en los cienes y cienes de lectores del blog  😛

 Hoy toca otra cosa.

El otro día hablaba con el amiguete Jackyuss sobre la catarsis. Debido a las altas horas de la madrugada y los efluvios etílicos, si mira es de lo que se suele hablar en esas circunstancias, somos así…,  la conversación quedó perdida en el olvido, obviamente, la filosofía de madrugada es dura hasta para aves nocturnas como nosotros ¿qué os creíais?

Hoy pensaba de nuevo en la palabra, en sus orígenes y en su adaptación a los momentos que corren.

 Comencemos por el principio y vamos al diccionario a ver qué nos dicen sobre la palabreja en cuestión:

 “Una catarsis o experiencia catártica, es una experiencia interior purificadora, de gran significado interior, provocada por un estímulo externo, también se le conoce como “La liberación de las pasiones”. Proviene del término griego Κάθαρσις, katarsis o katharsis que significa purga o purificación, y es un término aceptado por la Real Academia Española. El concepto de catarsis tiene profundas raíces antropológicas y a partir de esos orígenes, se la ha empleado en la medicina, la tragedia griega, el psicoanálisis, y hasta aplicada a la risa.”

 Yo personalmente me remito siempre a su origen en la tragedia griega.

 “El término katharsis también lo encontramos en la tragedia griega, cuando a ella se refiere Aristóteles. En la Poética se emplea esta palabra para designar el efecto que ejerce la tragedia en los espectadores. La tragedia, con el recurso a la piedad y al terror, logra la expurgación de tales pasiones. [[Katharsis]], en Aristóteles, es la purificación psicológica por el terror y la piedad.”

En definitiva, los griegos que eran unos cachondos se inventan que para salvar el espíritu humano el alma debe atravesar un estado de shock como el que se sufre tras una desgracia pero… no vamos a sufrir de verdad ¿eh? Que el sufrir duele, y somos griegos, hedonistas hasta la muerte…

Así que como su mitología está llena de dioses y diosas vengativos y más humanos que tú y que yo que se dejan llevar por sus instintos y por sus pasiones con premeditación, alevosía y nocturnidad, que para eso son dioses y lo pueden todo, se inventan una serie de historias en las que el protagonista va a sufrir lo quiera o no.

Se sabe de antemano, desde que nace y  da igual lo que propios o ajenos hagan por evitarlo, la hecatombe será inevitable. Nace LA TRAGEDIA (sonido de tambores morlock).

¿Y su finalidad? Que el espectador viva como el protagonista mientras ve la obra, que por empatía sienta lo que el héroe siente, sufra, se enfurezca y llore, pero además con conocimiento previo de causa, el espectador sabe que hay un destino cruel que no podrá evitarse. Es lo que tiene ser espectador, que llegas antes que el héroe y ves a los dioses elucubrar sobre su destino antes incluso de que nazca.

Y el espectador griego que no conoce de televisiones, realidades virtuales ni videojuegos, a medida que ve la obra se lo cree todo y se transforma en Edipo, Electra o los siete que marchan contra Tebas al completo, todo depende del ego del que mira y empieza a sufrir y sentir, llora y se rasga las vestiduras, grita al héroe “no, no lo hagas”, “¿Edipo no te la tires que es tu madre!”, “¡Clitemnestra eres una guarrona!” y las emociones emergen con tanta pasión que engañan al alma y ésta se cree que está sufriendo de verdad purificándose ella solita. Eso, es la catarsis.

Realmente no es tan diferente de lo que nos pasa cuando vemos algunas pelis. Hay veces que las escogemos a propósito. ¿No habéis tenido nunca el día llorón? Ese día que no sabes por qué necesitas llorar y llorar hasta deshidratarte. Vas predispuesto y necesitas un detonante, pues ese día te ves Titanic o el Club de los poetas muertos (éstas no fallan, yo empiezo a llorar desde los títulos de crédito) y últimamente con “Camino”, oye purificación asegurada. Que gusto da el sufrir.

 A veces lo que necesitas es una descarga de adrenalina y no tienes tiempo de ir al parque de atracciones, pues hay que buscar el recurso rápido, fácil y light:

LA PELI DE TERROR (rayos, truenos y corte de luz momentáneo).

Pero no cualquiera, las gore no sirven, a ser posible de terror psicológico japonesa. Por que te van preparando para sufrir más todavía, son pelis orgásmicas, tú ves que ya llega el momento, ahí es donde está el fantasma, la cámara se acerca, ya llega, ya llega, ya llega, que emocionante, Takeshi no vayas! Corazón a mil… uix no…. Uff, casi… Ahí no había nada… pero Takeshi se gira por que oye un ruido y va para el armario, ahora, ahora, ahora, ahh que abre el armario, ahora viene el susto, ahhh sí, sí, sí… taquicardia me preparo para el susto… nooo… aquí tampoco, va un poco más que subimos al piso de arriba que parece que se oyen ruidos. ¡Takeshi no subas! ¡Que te encontrarás al fantasma! y Takeshi va subiendo las escaleras inexorablemente, un peldaño, otro, otro, vamos pallá de nuevo, ahora, sí, sí, sííííííííí aparece el fantasma dándonos el susto de nuestras vidas. Ahhh, sí, endorfinas desparramadas por el sofá, que bien se queda una después del susto… sobretodo si te sale un grito, así como de dentro como a Takeshi y has dejado el brazo del de al lado con un bonito estampado de dedos en lila. Aaaala venga, toda el alma purificada… vamos a echar un cigarro para celebrarlo.

Con otros géneros también se provocan grandes reacciones como con la risa. Pero ¿cuántas pelis os han hecho perder el conocimiento por falta de oxígeno al no poder parar de reír o se os caían las lágrimas y os dolía la mandíbula? A mí sinceramente, ninguna, sí que me he reído así pero jamás con una peli.

 Eso nos devuelve a la definición primera “es la purificación psicológica por el terror y la piedad.” Y la típica frase “es que es más difícil hacer reír que hacer llorar”.

No sé si es más difícil pero lo que si es verdad es que estamos más predispuestos a sufrir y somos menos selectivos con las motivaciones de la pena. Cualquier cosa vale pero para la risa… bueno, la risa se merece un post especial, a ver si algún día me pongo los koturnos y Aristófanes me inspira.

Anuncios

Read Full Post »