Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Sociología’

Ahora que soy como Bridget Jones, una solterona treintañera que vez de beber demasiado lo que hace es fumar demasiado, y que estoy dentro de el mundo que hay “ahí fuera” de nuevo, estoy alucinando de cómo está el patio en cuestiones de relaciones socioafectivas. ¡El mundo se está volviendo loco!

Para empezar me salen amigos de debajo de las piedras. Claro, empiezas a moverte un poco y que si tus amig@s “casad@s” tienen un amigo (o varios, y te hacen un catálogo) que se acaba/n de separar, que si con el Facebook reencuentras compañeros de EGB, de BUP, de la Uni, y muchos también se acaban de separar, que si te empiezan a llamar ex compañeros de trabajo, así, por casualidad, y como quien no quiere la cosa…

Todos con unas ganas locas de hacer favores: “Oye tú, para lo que sea ¿eh? Tú me llamas que aquí estoy.”

Me han ofrecido tantos cafés que si los hubiera aceptado todos estaría sin dormir más de tres años y si fuera por las cenas ya llevaría 20 kilos encima. Y eso que todavía no he aceptado a ir con el Club de las Separadas Oficiales a las discotecas de singles oficiales como Manaus o Titus… Qué miedo…

Pero bueno, lo que más me maravillea de esta nueva situación, es que hablas con tus amigas y te sorprenden. Llevo en estado de paroxismo casi dos meses. No sé si es nuestra edad, los tiempos que corren, las dos cosas o que yo vivía en la higuera.

Tengo amigas que lo tienen clarísimo. Que digo yo… que suerte tienen de tenerlo todo tan claro…

VAmos a catalogar. Me encantan las listas y los títulos, sin clasificación mi mente no procesa.

 En sólo dos meses me encontrado diferentes tipos de relaciones modernas que existen realmente y ya no voy a entrar en explicar si han sido experimentadas en carne propia o de oídas porque sería hablar demasiado… J pero que conste que yo, además de hablar con la gente y rastrear la red, también hago investigación de campo. Ahí queda eso.

Todas las categorías están explicadas bajo perspectiva femenina pero son también válidas en los tíos, vamos, de hecho la mayoría era pensamiento masculino por excelencia y lo que me sorprende es que cada vez más mujeres siguen estas conductas sociales, machismo sociocultural supongo… Vamos allá:

 -SNF (Saturday night fever)

Aquí te pillo, aquí te mato hoy. No hay repeticiones. El calentón de una noche de toda la vida.

 -Hombre objeto

La misma palabra lo dice. Objeto puro y duro. Cero afectividad, cero relación social, bueno al menos un hola pero la llamada se realiza única y exclusivamente para un encuentro sexual. Puede haber variantes, me los he encontrado de diferentes tipos:

1-    Vamos al lío que no tengo tiempo y venimos a eso.

2-    Nos contamos un poco la vida para que no parezca tan frío.

3-    Vamos a cenar un poco primero que tengo la noche libre y no tengo otra cosa mejor que hacer.

 

Hay que tener una mente muy fría para esto ¿eh? Ya que es un acto repetitivo con la misma persona (o varias, depende de la pericia) que como mínimo te pone físicamente si no… no tiene sentido, pero las dos partes han de tener superclaro que es pura física y si no se sabe el nombre el uno de otro mejor.

Vamos, que tengo al hombre objeto porque soy una perra para ir al gimnasio y con esto también se suda.

 

–      El folloamigo.

Éste es el que más me ha sorprendido, en serio. Vamos que he flipado en colores. El amigo con derecho a roce de toda la vida, corregido y aumentado.

Complicado y problemático donde los haya y aún así, de lo más fashion.

¡Pero si incluso he encontrado un contrato civil privado! Voy a reproducirlo ya que no tiene desperdicio, además es lo más cercano a una definición que he encontrado por ahí:

 

Formulario estándar del contrato de los folloamigos Nº654

Yo _________________ con la presente, notifico la ausencia de sentimientos en las próximas eróticas horas para que no se dé lugar a mal entendidos, enchochamientos posteriores, engancheos y derivados por parte de mi folloamigo/a.

Dispongo:

1. Que sólo será un polvo. Nada más.
2. Que no se piense una vez acabado el coito sexual, en citas, bodas, lunas de miel, etc.…
3. Al día siguiente será tan buen/a amigo/a como siempre, sin comidas de bola de ningún tipo.
4. El/La folloamigo/a está de acuerdo en ser sólo eso, un amigo con derecho a roce de vez en cuando y cuando el/la solicitante decida.
5. El folloamigo/a se compromete a no presumir delante de sus congéneres de rollo.

Firma el solicitante: Firma de el/la folloamigo/a:

En _________a_________de________de20__

 

Vamos a ver, porque hay subgrupos:

 1 – Folloamigo “objeto”.

Teoría: “Yo quiero un hombre objeto pero el sexo con desconocidos y sin amor no me mola nada, peeeero tengo un amigo que amablemente se presta a hacerme el favor. Le tengo un poco más de confianza, normalmente es sólo un amigo más pero de tanto en cuanto hay lío. Pero fuera de eso, no es nada más. Es sexo con amor fraternal.”

 He visto por ahí que esto acaba de pena. Siempre hay un@ que se cuelga del otro, quiere algo más, le interesa el otr@ también como persona y al susodich@ no le interesa nada más y acaba como el Rosario de la Aurora y encima pierdes un@ amig@.

2 – Folloamigo “hastaquesalgalgomejor”. No future, no way.

Éste, sinceramente, yo quiero ser objetiva, pero me saca de quicio. Lo siento por quien esté en este subgrupo, lo respeto pero tengo derecho a decir lo que pienso. Será bienvenido cualquier tipo de comentario al respecto, sobre todo en su defensa porque yo no se la encuentro.

Teoría: “Estoy esperando al tío de mi vida pero me siento sola. Tengo ahí un amigo que me cae bien y puedo compartir gustos, sofá, conversación, cena y cama. Pero cuidado, cada uno en su casa, bajo ninguna circunstancia es el tío de mi vida, a ése aún lo estoy esperando, éste está mientras tanto. Que ni se le pase por la cabeza la posibilidad de pillarse de mí ni de querer vivir juntos y menos eso de casarse y tener descendencia. 

Nada de cariñitos que eso es para los novios y él ni lo es ni lo será jamás. Es algo temporal hasta que encuentre al tío perfecto.”

Sinceramente, aunque los dos opinen lo mismo, creo que es el mayor desprecio que puedes hacer por la otra persona.

¿Realmente vale la pena tanta tensión?

Si esto de ser modernos está de coña pero estas cosas a mí me suenan raras, qué queréis que os diga.

La gente tiene miedo de sufrir y se inventa nuevas fórmulas que aparentemente protegen el alma.

Estamos de acuerdo en algo, dejamos el “pedir para salir” y el “tengo novio” para los quinceañeros, pero de los de mi época, que los de ahora van de un embalao que asusta, y recordemos el “Rollito”. Sí… ya… que la palabra tiene su miga… pero era la relación perfecta.

Te liabas con alguien y tenías un rollito, que empezaba siendo de primavera, luego de verano, otoño, invierno y… primavera… salías, entrabas, te veías, le ponías ilusión, te ibas conociendo, con serenidad… a lo que surja… sin miedo a lo que pasará.

Y a veces acababa bien y a veces simplemente acababa.

No hacía falta presentárselo a la familia el primer día ni publicarlo a los cuatro vientos…

Unas veces ibas en pareja a los sitios y otras no.

Pero tampoco esconderse los sentimientos, ni ir con pies de plomo… Take it easy…

Que sentir no significa obligatoriamente compromiso.

Cada uno vivía en su casa, normalmente, en la de los padres y ahora con unos años más, cada uno en su casa propia. Y unos findes estás en una y otros en la otra, como venga.

 

Porque en el fondo todo el rollo ese del folloamig@ no es más que miedo, es un intento de poner las cosas claras a hechos inevitables, que las personas no somos de piedra y cuantos más límites y tabúes se pongan, más tensiones aparecen, más incertidumbre. Justo el efecto contrario de lo que se busca.

El que siente por el temor a que el otro no sienta, y el que no siente (y digo yo… si no se siente ¿qué sentido tiene? ¿polvos gratis?) por temor a que el otro se enganche y no poder quitárselo de encima. Qué ganas de complicarse la existencia, por Dios…

 

La gente tiene miedo a los finales y éstos no tienen por qué ser traumáticos. Yo tengo dos ex. Con uno no me llevo pero simplemente porque no le veo. Si me lo encontrara no le giraría la cara ni muchísimo menos.

Con el segundo mantengo contacto y puede decirse que es cordial.

En ambos casos se acabó, simple y llanamente.

¿Pero dónde está escrito que las cosas tengan que durar obligatoriamente para siempre?

Supongo que el secreto es detectar cuando las cosas se están acabando para que no cojan a nadie por sorpresa… eso quizá es más difícil, no hay comunicación… pero ésa es otra historia.

 

En definitiva, que somos un grupo de gente escamada y que tiene miedo a perder la libertad o que no sabe compartir o que pretende jugar sobre seguro.

Queridos, sólo hay una cosa segura en esta vida y es la muerte, por lo tanto vamos a vivirla sin complicarla demasiado.

Yo sólo tengo clara una cosa. Como Pandora siempre me dejo la esperanza encerrada en la caja y pienso que es lo último que se pierde. Eso es una chorrada. Con la esperanza de que las cosas que van mal cambien lo único que se hace es perder el tiempo.

 Más vale confiar en los actos, las palabras a menudo son engañosas.

Anuncios

Read Full Post »